Cava, el vino sin horas

Maridaje de cavas Pago de Thasrys

©Por Ana Suria, gerente y co-propietaria de Pago de Tharsys

Tras los últimos posts  sobre el origen del cava en Pago de Tharsys con nuestro cava Carlota Suria y su evolución y cambio de imagen a ecológico,  queríamos tratar el tema del cava desde un punto de vista de consumo. Con qué tomarlo, es decir los maridajes más adecuados para este producto, cuándo y hasta con quién.

Empezaré por lo último, porque me parece lo más fácil de abordar. Creo que el consumo de cava debe ir asociado a la buena compañía, incluyendo la de uno mismo, no debe combatir la soledad y la tristeza, aunque nos hace sentir, siempre, más felices y acompañados.

Maridajes con cava : Cuándo y con qué

Tal y como se desprende del  comienzo, el cava se puede tomar en cualquier momento, ya que hay tal variedad  que vamos a poder encontrar un cava especial que realce cualquier situación.

Los hay de variedades blancas y cavas rosados, los hay jóvenes y con crianza, hasta grandes reservas. Los hay con distintos contenidos en azúcares, desde los Brut Nature a los Dulces. Un mundo tan amplio  que, seguro,  puedes encontrar ese cava que te haga disfrutar un poco más de la comida y del instante que estás viviendo.

Maridaje de cava rosado Pago de Tharsys con arroz marinero
Maridaje de cava rosado Pago de Tharsys con arroz marinero

Del aperitivo al postre

Para el aperitivo, yo comenzaría con un cava brut joven como nuestro Carlota Suria , lleno de fruta y con la suavidad justa para maridar con esos entrantes ligeros, perfecto para moluscos y mariscos e incluso para un buen jamón.

Para arroces marineros ideal un cava rosado, como nuestro Pago de Tharsys Rosado ,  frescura e intensidad frutal, junto con la justa estructura en boca, original y fresco para consumir en una terraza mediterránea junto a la familia.

Para los ahumados me parece perfecto un buen Brut nature  como nuestro cava chardonnay Pago de Tharsys, ya que nos deja  limpia la boca de la gran intensidad y persistencia e incluso saturación que pueden llegar a producirnos estos productos.

Los cavas reservas y gran reservas, aquí encontraríamos nuestros Millésimé , pueden hacernos disfrutar tanto de un caldereta de pescado como de un plato de carne blanca.

Para los postres podemos elegir un cava con un contenido mayor de azúcares que nos va a complementar, este último momento, en una gran comida.

En fin winelovers, no hay excusa para no disfrutar del cava en cada momento y ocasión.

2 noviembre, 2017